Un Community Manager se define como una persona que juega un papel fundamental para fungir como gestor de una comunidad determinada, defendiendo una marca en específico. Viene una amplia variedad de labores con diferentes expectativas y diferentes niveles de responsabilidades, y a menudo funge como atención al cliente apoyando este factor, y también como analista de negocios. Se trata de una cuestión bastante compleja que se pone en el corazón de quien nos dirige invita a nuestra comunidad.

Esta persona se trata de un profesional responsable de construir, gestionar y administrar la comunidad online alrededor de una marca determinada a través del internet, creando  así como manteniendo las relaciones más duraderas y estables con los usuarios, los fans y en términos generales con cualquier cliente interesado en la marca o el producto.

En realidad y a pesar de lo que algunas personas puedan pensar a simple vista, un administrador de la comunidad no es cualquier usuario de Internet que se encuentre preparado para realizar funciones correspondientes a este puesto. Esto se debe a que gestionar una marca por Internet exige también posee algunas habilidades, algunas técnicas y ciertas destrezas con las que es necesario trabajar. Estas se pueden adquirir por tu cuenta o se puede acelerar el proceso realizando algún curso de capacitación o programas de formación para este tipo de puesto. Lo cierto es que para hacer este trabajo no te puedes librar de la formación.

Si bien es cierto que existen un conjunto de cualidades que se encuentran intrínsecas en este puesto, fungiendo como Community Manager, en este sentido la formación ayuda a proporcionar el conocimiento necesario en el diseño de las estrategias que se requieren para gestionar los procesos y manejar las herramientas por Internet. Lo cual resulta relevante y necesario para desarrollar las actividades que se requieren en este puesto.

En otra instancia, la formación independiente no es suficiente, ya que la experiencia también resulta esencial para poder desarrollar ciertas cualidades que son adecuadas dentro de las tareas de un administrador de comunidades.

Entre las principales funciones de un administrador de comunidades se encuentra la creación de contenido que sea atractivo y de calidad. En términos generales, esta persona no se limita a crear solamente contenido para las redes sociales, también se trata de un profesional que se encarga de gestionar el blog corporativo correspondiente a la empresa.

En otros términos, el experto en redes sociales también tiene la capacidad de decidir cuál es la mejor hora para poder publicar el contenido. De esta manera se dispone de herramientas que indican cuál es el mejor momento del día, así como también el mejor día de la semana, en el que el contenido tendrá una mejor aceptación pública. De igual forma el Community Manager contará con las herramientas para poder programar lo que es la publicación del contenido respectivo. Por otra parte realizará las publicaciones en el resto de franjas horarias, aunque éstas lleguen a otro público objetivo.